Un análisis señala que el trasplante de células madre mesenquimales es seguro y puede retrasar la progresión de la Esclerosis Múltiple

 
  • Share this on Google+
  • Pin this page
  • Share this on Linkedin
  • Share this on WhatsApp
25/02/2020

El estudio también mostró que el trasplante de células a la médula espinal (inyección intratecal) está asociado a una tasa de progresión de la enfermedad significativamente más lenta que la inyección de las células en el torrente sanguíneo

El trasplante de células madre mesenquimales (MSCs, por sus siglas en inglés) del propio paciente (trasplante autólogo) es una aproximación terapéutica segura y puede retrasar la progresión de la enfermedad en pacientes de Esclerosis Múltiple (EM) según un meta-análisis.

El estudio también mostró que el trasplante de células a la médula espinal (inyección intratecal) está asociado a una tasa de progresión de la enfermedad significativamente más lenta que la inyección de las células en el torrente sanguíneo.

La revisión, titulada ‘Trasplante Autólogo de Células Madre Mesenquimales: un Meta-análisis’, fue publicada en la revista Stem Cells International.

El uso de células madre adultas, como las MSCs, como estrategia terapéutica en la EM está aumentando. Las MSCs se encuentran en distintas partes del cuerpo, incluyendo la médula ósea, la piel y el tejido adiposo. El trasplante autólogo de MSCs implica recoger las MSCs de un paciente y hacerlas crecer en el laboratorio. Las células son entonces reintroducidas en la sangre del paciente (inyección intravenosa) o en el fluido que baña la médula espinal (inyección intratecal).

En este artículo de revisión, investigadores chinos realizaron un meta-análisis de estudios publicados en múltiples bases de datos para determinar la eficacia y seguridad del trasplante autólogo de MSCs en EM.

Los investigadores revisaron nueve estudios (ocho abiertos y uno randomizado) que abarcaban 133 pacientes de EM, entre los que se incluían pacientes de Esclerosis Múltiple recurrente, Esclerosis Múltiple primaria progresiva o Esclerosis Múltiple secundaria progresiva.

En ocho estudios las MSCs se recogieron de la médula ósea y en un estudio del tejido adiposo. En tres estudios las células se trasplantaron vía intravenosa y en cinco mediante inyección intratecal. Uno de los estudios utilizó ambas estrategias de trasplante.

Se hizo seguimiento de los pacientes de seis meses a ocho años después del trasplante. Los resultados se determinaron mediante la evaluación de cambios en la escala expandida del estado de discapacidad (EDSS) – un método de cuantificación de la discapacidad en EM, en el que puntuaciones altas de EDSS indican una mayor discapacidad – y técnicas de imagen por resonancia magnética (IRM).

El análisis reveló que los nueve estudios reportaron efectos adversos comunes: fiebre baja, ligero dolor de cabeza, dolor de espalda, náuseas y vómitos, meningitis bacteriana tras la inyección intratecal e infecciones urinarias/respiratorias. No hubo muertes asociadas al tratamiento durante el período de seguimiento. Se reportaron dos muertes a los 8 y 40 meses de completarse el estudio pero ninguna de ellas relacionada con el procedimiento.

Con respecto a la eficacia del tratamiento, los resultados mostraron que la enfermedad progresó a una tasa del 16% durante seis meses y del 35% en el año posterior. Durante el seguimiento, un 72% de los pacientes alcanzaron un estado de no evidencia de actividad de la enfermedad (NEDA), lo que significa ausencia de progresión de la discapacidad, de recaída clínica y de nuevas lesiones en IRM, a los seis meses y un 62% después de un año.

El equipo investigador también encontró que la inyección intratecal se asociaba con unas tasas de progresión a los seis meses y un año significativamente más bajas que la inyección intravenosa.

No se encontraron diferencias significativas entre grupos según edad, EDSS y duración de la EM.

En general, en «este meta-análisis demostramos la seguridad de las aMSCs (MSCs autólogas) para el tratamiento de la EM», escribieron los investigadores, «con el perfil de beneficios más amplio obtenido en los pacientes que recibieron inyección intratecal de aMSCs».

«Considerándolo todo, los resultados indican que el trasplante de aMSCs es seguro y que para evaluar mejor su eficacia se necesitan más estudios futuros sobre este procedimiento», determinó el equipo investigador.

 

 

Documento original:

https://www.hindawi.com/journals/sci/2019/8536785/

 

Fuente y comprobación de los datos:

Mesenchymal Stem Cell Transplant Safe and Helps Delay MS Progression, Analysis Shows

Patricia Inacio, Doctora en Biología Celular en la Universidade Nova de Lisboa, autora de diversos proyectos de investigación. Ha trabajado en el laboratorio del Doctor David A. Fidock, en el departamento de Microbiología e Inmunología de la Columbia University en Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos encantará conocer tu opinión sobre esta noticia, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios serán moderados. Los comentarios off-topic o promocionales, así como aquellos que contengan un lenguaje inapropiado, serán eliminados. Esclerosis Múltiple España no responderá a consultas a través de este formulario. Si deseas realizar una consulta, dirígete a info@esclerosismultiple.com