Síntomas



Los síntomas dependen de las áreas del SNC lesionadas; y no solamente varían entre diferentes personas sino también en una misma persona y según el momento. También pueden variar en gravedad y duración. Una persona con EM experimenta normalmente más de un síntoma pero no todas las personas van a experimentar todos los síntomas existentes.

Los síntomas más frecuentes son:

FATIGA
Las personas con EM suelen manifestar un tipo de fatiga general y debilitante que no se puede prever y/ o es excesiva con respecto a la actividad.
TRASTORNOS VISUALES
  • Visión borrosa.
  • Visión doble.
  • Neuritis.
  • Movimientos oculares rápidos o involuntarios.
  • Pérdida total de visión (infrecuente).
PROBLEMAS MOTORES, DE EQUILIBRIO Y COORDINACIÓN
  • Problemas de movilidad
  • Pérdida de equilibrio.
  • Temblores.
  • Ataxia.
  • Vértigos y mareos.
  • Torpeza en una de las extremidades.
  • Falta de coordinación.
  • Debilidad, que puede afectar, en particular, a las piernas y el caminar.
ESPASTICIDAD
  • Contracciones involuntarias y rigidez.
ALTERACIONES DE SENSIBILIDAD
  • Cosquilleo, entumecimiento (parestesia), o sensación de quemazón en zonas corporales.
  • Dolor muscular y otros dolores asociados con la EM, como dolor facial.
  • Sensibilidad al calor: ante un incremento de la temperatura, se produce un empeoramiento pasajero de los síntomas.
  • Otras sensaciones no definibles.
TRASTORNOS DEL HABLA
  • Habla lenta.
  • Palabras arrastradas.
  • Cambios en el ritmo del habla.
PROBLEMAS DE VEJIGA E INTESTINALES
  • Micciones frecuentes y/ o urgentes.
  • Vaciamiento incompleto o en momentos inadecuados.
  • Estreñimiento.
  • Falta de control de esfínteres (poco frecuentes).
PROBLEMAS DE SEXUALIDAD E INTIMIDAD
  • Impotencia.
  • Disminución de la excitación.
  • Pérdida de sensación.
TRASTORNOS COGNITIVOS Y EMOCIONALES
  • Problemas de memoria a corto plazo.
  • Trastornos de la concentración, discernimiento y/ o razonamiento.
  • Alteraciones del estado de ánimo.