El bloqueo de los vasos linfáticos del cerebro reduce la Esclerosis Múltiple

 
  • Share this on Google+
  • Pin this page
  • Share this on Linkedin
  • Share this on WhatsApp
16/01/2019

Los vasos linfáticos se conectan al cerebro, lo que constituye una vía de entrada para las células inmunitarias.

Una de las cuestiones fundamentales de la investigación de la Esclerosis Múltiple es descubrir cómo las células inmunitarias se dirigen al cerebro y la médula espinal y causan daño. Recientemente, se ha descubierto que los vasos linfáticos, el sistema de drenaje de desechos del cuerpo, se conectan al cerebro, lo que puede proporcionar un posible mecanismo para que las células inmunitarias entren al cerebro en la EM. Un nuevo estudio ha demostrado que los vasos linfáticos drenan los residuos y permiten que las células inmunitarias se muevan a través del sistema. El bloqueo de los vasos linfáticos retrasó y disminuyó la enfermedad en un modelo de laboratorio de Esclerosis Múltiple.

La EM se origina a través de un ataque del sistema inmunológico en el cerebro y la médula espinal, en el que las células inmunitarias atacan el recubrimiento de mielina de las fibras nerviosas. Una de las cuestiones fundamentales en la investigación de la Esclerosis Múltiple es descubrir con precisión cómo las células inmunitarias entran y salen del cerebro para causar este daño.

Anteriormente, los investigadores pensaban que el cerebro era el único órgano no conectado a los vasos de drenaje del cuerpo que se conocen como sistema linfático. El sistema linfático es una red de conductos conocidos como vasos linfáticos, similares a los vasos sanguíneos, que transportan un líquido llamado “linfa” por todo del cuerpo. El sistema linfático es responsable de eliminar toxinas y proporcionar nutrientes a los tejidos, además de desempeñar un papel importante en la inmunidad.

En 2015, se descubrió que en realidad los vasos linfáticos se conectaban con el cerebro, poniendo en duda las ideas existentes que los investigadores de Esclerosis Múltiple tenían acerca de la conexión entre el cerebro y el cuerpo. Este descubrimiento ha sido de gran interés, ya que se piensa que los vasos linfáticos pueden proporcionar la vía para que las células inmunitarias entren en el cerebro y provoquen el daño que se observa en la EM.

Ahora, el equipo que descubrió estos vasos linfáticos en el cerebro ha analizado con mayor detenimiento cómo participan estos vasos en la EM. El nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista [Nature Neuroscience] indica que los vasos linfáticos del cerebro desempeñan una función similar a la de los vasos linfáticos de otras partes del cuerpo, drenando los residuos del líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal). También indica que la red de vasos se extiende mucho más allá de lo que se había indicado previamente, extendiéndose a través de las membranas protectoras del cerebro y de la médula espinal.

Vigilancia

Los vasos linfáticos también proporcionan una vía para que las células inmunitarias lleven a cabo una función de vigilancia en el cerebro. En este estudio, el equipo de investigación demostró que, utilizando la red de vasos linfáticos, las células inmunitarias pueden viajar por el sistema y salir a través de los ganglios linfáticos que se encuentran en el extremo superior de la médula espinal.

El movimiento de las células inmunitarias por el cuerpo es controlado por diferentes señales biológicas. Durante el estudio, el equipo determinó que, para moverse por los vasos linfáticos del cerebro, las células inmunitarias respondían a una señal biológica conocida como CCR7. El bloqueo de la función de drenaje de los vasos linfáticos en un modelo de laboratorio de EM retrasó el inicio de la enfermedad y tuvo como resultado síntomas menos graves. La enfermedad no se detuvo por completo, dando a entender que existen otras vías para que las células inmunitarias entren en el cerebro y comiencen a dañarlo.

Este trabajo es el primer paso para determinar la función del sistema linfático en el cerebro. Se espera que un mejor entendimiento acerca de la forma en que las células inmunitarias interactúan con el cerebro y, en particular, la identificación y la modificación de las vías que participan en el proceso, pueda llevar a comprender más profundamente los mecanismos de la enfermedad.

Fuente: Federación Internacional de Esclerosis Múltiple (www.msif.org).

https://www.msif.org/news/2018/10/26/blocking-the-brain-lymphatic-pathway-reduces-symptoms-of-ms/?lang=en

Una respuesta
  • Feb 3, 2019

    Muy injusto los médicos por no mandar a un especialista, claro, lo tienen “prohibido” a mi el mio me estuvo dando largas 3 meses hasta que ya me plante y le dije… Yo quiero saber que tengo !! Y me paso al trahumatologo que fue quin luego me derivó al neurólogo, tardaron un año en ponerle nombre!!!

    Toñi Feb 3, 2019
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos encantará conocer tu opinión sobre esta noticia, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios serán moderados. Los comentarios off-topic o promocionales, así como aquellos que contengan un lenguaje inapropiado, serán eliminados. Esclerosis Múltiple España no responderá a consultas a través de este formulario. Si deseas realizar una consulta, dirígete a info@esclerosismultiple.com