Los neurólogos necesitan empatizar mejor con las personas con Esclerosis Múltiple

 
  • Share this on Google+
  • Pin this page
  • Share this on Linkedin
  • Share this on WhatsApp
17/02/2016

De acuerdo con un nuevo estudio, los neurólogos necesitan mejorar sus habilidades a la hora de tratar con las emociones de sus pacientes.

La ansiedad y la depresión son comunes en personas con EM; sin embargo, los neurólogos podrían estar menos preocupados por estos aspectos emocionales de la enfermedad que por sus manifestaciones físicas.

El estudio

Un grupo de investigadores en Italia llevó a cabo un estudio en el que se midieron las expresiones de emoción de pacientes durante las consultas ambulatorias y las respuestas de los neurólogos a esas expresiones. También se evaluaron las características de pacientes y neurólogos que pudieran afectar a ambas medidas. Se midieron los niveles de ansiedad y depresión en 88 personas con EM (o sospecha de EM) antes de su primera consulta con un neurólogo. Se grabaron las consultas con 10 neurólogos de cuatro centros italianos de EM y posteriormente se analizaron las expresiones de los pacientes en busca de señales emocionales o preocupaciones explícitamente expresadas, tanto espontáneas como provocadas, y la respuesta del doctor.

Durante las 88 consultas, los pacientes expresaron 492 señales y 45 preocupaciones (una mediana de 4 señales y 1 preocupación por consulta). Las señales más comunes fueron las pistas verbales de preocupaciones ocultas (41%), seguidas de expresiones neutras referidas a situaciones o eventos estresantes (26%). La ansiedad del paciente se asoció directamente con las expresiones emocionales, mientras que la mayor edad de pacientes y neurólogos, y las consultas para segunda opinión, se asociaron inversamente con la expresión emocional del paciente.

La mayor parte del tiempo los neurólogos reaccionaron a las expresiones de emociones del paciente reduciendo las oportunidades de explorar esa emoción (cambiando de tema, ignorando el contenido de la señal o proporcionando consejo médico) para el 58% de las señales y el 76% de las preocupaciones. Los médicos eran dos veces más propensos a dar este tipo de respuestas de “reducción de espacio” cuando hablaban con pacientes ansiosos.

Señales emocionales y preocupaciones

Las “preocupaciones” son verbalizaciones claras e inequívocas de emociones desagradables actuales o recientes, con o sin una indicación de su importancia. Las “señales” son pistas (verbales o no verbales) que sugieren una emoción desagradable subyacente. Las señales/preocupaciones puede expresarlas espontáneamente el paciente o ser sonsacadas por el profesional médico. Cuando un paciente expresa señales/preocupaciones espontáneamente, su objetivo a menudo es sacar un tema que ha sido descuidado o no adecuadamente explorado.

Las señales se pueden dividir en siete sub-categorías:

  1. Palabras o frases en las que el paciente usa palabras vagas o inespecíficas para describir sus emociones.
  2. Pistas verbales que ocultan preocupaciones (énfasis, palabras poco corrientes, descripción inusual de síntomas, ordinariez, exclamaciones, metáforas, palabras ambiguas, dobles negaciones, expresiones de incertidumbre y esperanza).
  3. Palabras o frases que enfatizan (verbal o no verbalmente) correlatos fisiológicos o cognitivos (con respecto a sueño, apetito, energía física, ralentización emocional o motora, deseo sexual, concentración) de estados emocionales desagradables. Los correlatos fisiológicos pueden describirse con palabras como débil, mareado, tenso, inquieto, o informando de llanto, mientras que los correlatos cognitivos pueden ser descritos como una disminución de la concentración o la memoria.
  4. Expresiones neutrales que mencionan asuntos de potencial importancia emocional que se salen del trasfondo narrativo y se refieren a condiciones y eventos vitales estresantes. Esto se aplica al énfasis no verbal en la frase, la introducción abrupta de nuevo contenido, las pausas antes o después de la expresión, o a la repetición por parte del paciente de una expresión neutra previa en turnos sucesivos.
  5. Repetición, con palabras muy parecidas, de una expresión ya utilizada previamente por el paciente.
  6. Expresiones claras no verbales de emociones negativas o desagradables (llanto), o pistas a emociones ocultas (suspiros, silencio después de una pregunta, voz trémula, ceño fruncido, etc.).
  7. Expresión clara e inequívoca de una preocupación, por ejemplo, un estado mental previo, un miedo previo, la referencia a un episodio ocurrido hace más de un mes o sin un marco temporal bien definido.

Comunicación paciente-doctor y cuidado centrado en el paciente

La comunicación entre el paciente y el médico mejora cuando el médico reconoce y responde empáticamente a las inquietudes del paciente. Cuando la comunicación es efectiva y las necesidades físicas y emocionales del paciente son respondidas, los resultados del paciente mejoran.

Paciente: “Me falta mucha energía. No me puedo levantar, me siento en baja forma…

Médico: “Eso es raro. La cortisona normalmente te activa. No te deberías sentir tan alicaído.

Desafortunadamente, el 75% de las expresiones de preocupación del paciente en este estudio se encontraron con respuestas que limitaban la posibilidad de una discusión o revelación posterior, particularmente en los pacientes ansiosos. Los neurólogos a menudo cambiaron de tema, subestimaron la emoción, o dieron un consuelo genérico.

Paciente: “A menudo me pregunto por qué me pasa esto a mí. Es horrible.

Médico: “Sí, pero no es el fin del mundo. Puede parecer grave, pero tengo muchos pacientes de EM que llevan una vida normal.

Dar información y consejo (analizado como una reducción de espacio) está en el centro de la consulta médica. Sin embargo, los autores del estudio manifiestan que ayudar a los pacientes a verbalizar sus sentimientos facilita la regulación de las emociones, predice si el paciente se enfrentará de manera competente a la enfermedad, genera una satisfacción mayor del paciente con el cuidado médico y aumenta la colaboración.

Los resultados de este estudio sugieren que los neurólogos especialistas en EM necesitan empoderarse con una mejor comunicación y habilidades en la toma de decisiones compartida. Una aproximación integrada que combine medicina basada en la evidencia con la toma de decisiones compartida, a partir de una escucha empática, es esencial para un cuidado de la salud de calidad y debería ser materia de enseñanza en todos los niveles del entrenamiento médico.

 

Fuente:

https://multiplesclerosis.net/living-with-ms/neurologists-need-to-better-empathize-with-patients/

3 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos encantará conocer tu opinión sobre esta noticia, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios serán moderados. Los comentarios off-topic o promocionales, así como aquellos que contengan un lenguaje inapropiado, serán eliminados. Esclerosis Múltiple España no responderá a consultas a través de este formulario. Si deseas realizar una consulta, dirígete a info@esclerosismultiple.com